DISFUNCION ERECTIL PAREJA ABRAZÁNDOSE CON CABALLO DE FONDO

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

DISFUNCION ERECTIL PAREJA ABRAZÁNDOSE CON CABALLO DE FONDO

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

QUÉ ES LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Según el National Institute of Health Consensus Development Panel of Impotence (2003) se define la disfunción eréctil como «incapacidad para conseguir o mantener una erección con la suficiente rigidez como para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias».

 

No obstante, consideremos que hay personas que consiguen una erección adecuada y no mantiene relaciones sexuales agradables, y también al contrario, quiénes sin una erección completa, llegan a realizar una penetración satisfactoria. Este es el motivo por el que parece más razonable la definición del DSM-IV-TR, que define la disfunción eréctil como:

 

«La incapacidad persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual,

que provocan malestar o dificultades de relaciones interpersonales y no se explica mejor por la presencia de otro trastorno».

PREVALENCIA

La disfunción eréctil es la que más preocupa a quién la padece, ya que supone el primer motivo de consulta respecto a las disfunciones sexuales.
Respecto a la prevalencia, desde la validación del índice internacional de la función eréctil se han realizado estudios por todo el mundo, encontrándose en España una prevalencia entre un millón y medio y dos millones de personas. Según el Massachusetts Male Aging Study, el 52% de los varones entre 40 y 70 padece disfunción eréctil en mayor o menor intensidad.
 
Este porcentaje aumenta con la edad, ya que se encuentra en un 39% a los 40 años frente a un 67 % de los 70 años.

CAUSAS

Hasta hace relativamente pocos años, la mayoría de problemas de disfunción eréctil se consideraban de origen psicológico.
Debido al avance de la medicina, el porcentaje de causas de tipo orgánico aumentó considerablemente.
 
Por lo tanto, ante una disfunción eréctil, las posibilidades de su origen podrían ser:
 
-Comienzo orgánico y mantenimiento psicógeno.
-Inicio y mantenimiento psicógeno pero con un factor orgánico.
-Comienzo y mantenimiento psicógeno.
-Inicio orgánico agravado por el factor psicogeno y persistiendo el factor orgánico.
-Comienzo y mantenimiento orgánico.

 

Alteraciones orgánicas.

Como consecuencia ante cualquier desajuste en los mecanismos fisiológicos que intervienen en la erección. Por este motivo es importante tener en cuenta los factores de riesgo y enfermedades que puedan repercutir sobre la erección, por ejemplo:

-Diabetes
-Hipertensión
-Alteraciones hormonales
-Farmacología
-Tabaco
-Alcohol
 
Aspectos psicológicos.
Además de los factores de riesgo y enfermedades, existen ciertos aspectos psicológicos a tener en cuenta.
Hartmann clasifica las causas de la disfunción eréctil psicógena en tres grupos:
-Factores inmediatos (ansiedad de ejecución)
-Acontecimientos vitales traumáticos
-Vulnerabilidad desarrollada en la infancia o adolescencia
 
Asimismo, la ansiedad de ejecución actúa cómo precipitante y mantenedor del problema.
Abraham y Porto ya denominaron en 1979 los principales factores generadores de ansiedad:
-Temor al fracaso
-Obligación de resultados
-Altruismo excesivo
-Autoobligacion.
 
Todos estos factores son disparadores de ansiedad, como resultado, la persona que presenta el problema reacciona negativamente, ya que a mayor nivel de ansiedad, es más probable que se obceque con el problema. Por lo tanto, resultará más difícil conseguir o mantener la erección bajo dichos niveles de ansiedad.

CONSECUENCIAS

Ante un problema de disfunción eréctil, las consecuencias son muy variaradas, esto es porque depende de cada miembro de la pareja, de la propia relación y de la importancia que otorguen a las relaciones sexuales.
 
Podemos diferenciar las consecuencias en tres grupos: para quién presenta el problema, para la pareja y para la relación en si.
 
Para quién sufre el problema.
-Frustración
-Sentimiento de fracaso
-Actitudes negativas hacia la relación
-Percepción de falta de control
-Ansiedad
-Depresión
-Pérdida del apetito sexual
-Evitación de las relaciones sexuales y de situaciones que puedan conllevar a mantener relaciones sexuales
-Disminución de la autoestima
-Omisión del problema
-Falta de comunicación con la pareja
-Sentimiento de inferioridad, autoestima
 
Para la pareja
-Descontento en la propia relación
-Distanciamiento
-Frustración
-Irritabilidad
-Bajada de autoestima
-Pensamientos irracionales «no soy atractiv@» o «no me desea», «estará manteniendo relaciones sexuales con terceras personas»
-Presión hacia la pareja demandando relaciones sexuales
-Evitación de las relaciones sexuales «¿para qué voy a intentarlo?»
 
Para la relación
-Distanciamiento emocional y afectivo
-Enfriamiento
-Insatisfacción en las relaciones sexuales
-Poca comunicación
-Irritabilidad
-Ruptura de la relación

TRATAMIENTO

Para un tratamiento eficaz es importante realizar una evaluación exhaustiva para obtener un diagnóstico correcto y preciso.
Esto es porque en función del diagnóstico y descartando (o  teniendo en cuenta) los factores orgánicos, variará la intervención.
 
No obstante, en términos generales podemos partir de la idea de mejorar la sexualidad, disminuir los niveles de ansiedad, erradicar los pensamientos disfuncionales y mejorar la comunicación en la pareja. 

Como resultado de todo lo anterior, se disminuirá la ansiedad de ejecución (mantenedora de la disfunción eréctil en la mayoría de casos).
 
¿Cómo se consigue esto?
Inicialmente es importante la psicoeducacion y el crecimiento erótico.
 
Seguidamente, aprender a gestionar la respuesta de ansiedad a través de técnicas de relajación y mejorando la comunicación en pareja para obtener una actitud colaborativa de la pareja (si es posible).También es importante erradicar los pensamientos extremistas y disfuncionales sobre el sexo y la erección, ya que son generadores de ansiedad.
 
Finalmente, una vez establecidas las bases del problema y entendiendo porqué se mantiene, la terapia se enfocará en ejercicios y herramientas  para conseguir mayor control sobre la erección así como de gestión atencional, ya que al estar pendiente a la erección, probablemente acabe resultando frustrante.

No lo dudes y reserva tu tiempo para solucionar los problemas de erección.