TRASTORNOS DEL TRABAJO TAZA MOVIL CARPETAS ORDENADOR MUJER TRABAJANDO

TRASTORNOS DEL TRABAJO

TRASTORNOS DEL TRABAJO TAZA MOVIL CARPETAS ORDENADOR MUJER TRABAJANDO

TRASTORNOS DEL TRABAJO

QuÉ SON LOS TRASTORNOS DEL TRABAJO

Normalmente pasamos muchas horas en el entorno laboral, y aunque el trabajo puede considerarse como una forma de autorrealización, también puede ser un foco de estrés que acabe provocando un trastorno del trabajo. Por este motivo, los problemas en el trabajo pueden significar un importante impacto en la calidad de vida.


En nuestra actividad profesional es frecuente encontrar conflictos o problemas, ya sea por exigencias o presiones de superiores, objetivos mínimos, conflictos interpersonales con compañeros o jefes, desmotivación, etc.


Por todo lo anterior, sumado al tiempo que pasamos dentro de éste entorno, puede que la salud de la persona se vea afectada además del entorno social, familiar, emocional e incluso físico.

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DEL TRABAJO

Los tipos de problemas en el trabajo pueden ser muy variado por lo que sus desencadenantes son igualmente diversos.
No obstante, existen varios factores frecuentes. Veámos algunos de éstos factores comunes:

 

Jefes que no gestionan sus equipos correctamente o no poseen capacidades de liderazgo; generando un mal ambiente.

Dificultades económicas en la empresa; pudiendo hacer temer a los empleados por sus puestos y generando tensiones.

Diferencias personales o culturales entre los compañeros, resultando un ambiente tenso.

– Un ambiente excesivamente competitivo, ya que puede generar luchas de poder. Como resultado, se produce un ambiente hostil.

– Falta de comunicación entre jefes y los empleados.

Falta de implicación y/o desmotivación. La persona no se implica y puede acabar convirtiéndose en un problema para sus compañeros.

SÍNTOMAS

Debido a la variabilidad de problemas laborales, no hay una sintomatología común y única. Sin embargo, podemos observar indicios que nos alertan de que algo no va bien, con síntomas similares a los de la ansiedad o la depresión.

 

– Problemas de sueño: Dificultad para dormir o despertarse repetidamente.

Tensión muscular: Normalmente en el cuello o espalda, aunque también en otras zonas como la mandíbula (bruxismo), piernas, etc.

– Aparición de nuevas inseguridades: Temor a las reuniones, coincidir con un compañero o jefe, complejo de inferioridad…

Sensación de acoso o falta de comprensión.

Desánimo y cansancio: dificultad para levantarse por las mañanas para ir al puesto.

Desmotivación, frustración.

Problemas alimenticios: aumento o disminución del apetito, nauseas, vómitos o problemas digestivos.

Irritabilidad, mal humor.

TIPOS DE TRASTORNOS LABORALES

Existen una serie de circunstancias que son frecuentes y bastante problemáticas, motivo por el que merecen una especial atención:

 

Síndrome del Burnout (también conocido como síndrome del quemado). 

Aparece cuando una persona está expuesta laboralmente de forma prolongada a niveles altos de estrés

Niveles altos de estrés y agotamiento físico y emocional. 
Acaba resultando en un
desinterés importante y una disminución de autoestima. Algunos casos pueden llegar incluso a provocar depresión.

 

Conflictos laborales

Situaciones de conflicto constante entre compañeros puede convertirse en un problema verdaderamente grave.

Cuando los conflictos exceden cierto nivel, deteriora seriamente las relaciones entre compañeros provocando un deterioro en el estado emocional de las personas involucradas.

 

Mobbing (o acoso laboral)

Proceso en el que una o varias personas ejercen una violencia psicológica sobre un compañero/a, produciéndole una sensación de miedo o desánimo y  afectando a su trabajo y su vida personal.

Este acoso es continuado y frecuente, pudiendo permanecer durante meses o años.

 

Estrés laboral

El entorno laboral es uno de las principales fuentes de estrés. En muchas ocasiones, como resultado llega a producir agotamiento físico y mental, además de problemas psicológicos. Suele acabar afectando a otros ámbitos como la vida familiar o social.

TRATAMIENTO

El tratamiento de estos problemas tan diversos no puede ser único, es decir, según el tipo de problema laboral o situación requerirá una metodología de trabajo concreta. Dependerá, por tanto, del tipo de problema y de las necesidades de cada paciente.

 

En la mayoría de los casos, el enfoque cognitivo-conductual es el que se ha demostrado más eficaz, permitiendo identificar y solucionar de manera rápida la situación y los síntomas que surgen a raíz de la misma.

 

¿Cómo se consigue esto?

 

Primeramente, es importante desarrollar una reestructuración cognitiva enfocada a la resolución de problemas.

 

Y por otro lado es necesario dotar a los pacientes de técnicas y herramientas para gestionar el afrontamiento, potenciación de habilidades sociales (como aprender a decir no, poner límites, saber comunicar una crítica), técnicas de comunicación y resolución de conflictos. Con estas herramientas se consigue, en la mayoría de los casos, solucionar este tipo de situaciones.

No lo dudes y reserva tu tiempo para solucionar los problemas laborales.