PAREJA MANTENIENDO INFIDELIDAD

INFIDELIDAD

PAREJA MANTENIENDO INFIDELIDAD

INFIDELIDAD

QUÉ ES

La infidelidad es otro de los motivos frecuentes de consulta, ya que además de la traición se suman una serie de complicaciones a consecuencia de ésta.

 

La infidelidad consiste en mantener una relación física, afectuosa o sentimental con otra persona diferente a la pareja habitual, y que como resultado, produce desconfianza; sin esta confianza, la relación queda bastante dañana.

 

Aunque lo parezca, no es fácil definir qué  es una infidelidad, porque depende de cada relación. Existen casos en los que no existe contacto físico, y otras donde queda pactada la posibilidad de mantener éste tipo de relaciones (relaciones abiertas, poliamorosas o parejas swingers, lo que comúnmente llamamos intercambio de parejas).

CAUSAS DE LA INFIDELIDAD

Son muchos los motivos que pueden conllevar a una infidelidad: monotonía, falda de deseo, insatisfacción… las más frecuentes podrían ser:

 

Como punto de partida, detrás de nuestras emociones, pensamientos y conducta, existe una química (tal y como ocurre con la depresión, celos, etc).

En este sentido, el sistema límbico y el núcleo accumbens nos puede ayudar a entender uno de los motivos de la infidelidad.


Uno de los fenómenos ampliamente conocido es el habituamiento, nuestro cerebro se acostumbra, provocando que lo que me generaba una intensidad emocional considerable, con el paso del tiempo “pierda fuerza”. Como resultado, el cerebro busca nueva fuentes de volver a sentir lo que sentía con la pareja.

Además de nuestro cerebro, existen otras causas más concretas:

-No se tiene la intención de ser fiel: Para muchas personas tener pareja no significa exclusividad.
-Insatisfacción en la propia relación: Sentimental, sexual o de otro tipo. Al no sentirse atendido/a,, pueden buscar relaciones con terceras personas.
-Creencia de que el amor se ha acabado: Una disminución del deseo, pasión y frecuencia de actividad sexual, interpretando que la relación no tiene futuro.
-Buscar alternativas: La relación se considera prácticamente acabada pero no se quiere romper sin tener a otra persona asegurada.
-Sensación de inseguridad: A causa de una baja autoestima o sentimientos de inferioridad, la infidelidad puede servir para elevar la autoestima.
-Monotonía de la relación: Necesidad de buscar algún aliciente para salir de la monotonía, como válvula de escape. Búsqueda de nuevas experiencias.
-Como reacción: Cuando la infidelidad es provocada por algo anterior, como algún trato injusto o una infidelidad pasada.

 

TIPOS DE INFIDELIDAD

Todas las infidelidades no son iguales, no obstante, todas tienen algo en común; el vínculo de pareja se daña seriamente.

La confianza se merma o se rompe entrando en una nueva fase. Podemos distinguir las infidelidades dependiendo de cómo se produzcan:

 

Según la intencionalidad:

-Directa o intencionada: Se cometen  de deliberadamente, planificada. Existe una clara intención de engañar.
-Indirecta o no intencionada: No existe una intencionalidad previa, pudiendo aparecer de manera repentina sin que exista premeditación.

 

Según la naturaleza:

-Sexual: Cuando se mantienen relaciones sexuales (no es necesaria la penetración pero implican un contacto físico íntimo).

-No sexual: No existe contacto sexual pero pueden mantenerse sentimientos o fantasías. Puede considerarse un tipo infidelidad emocional.

 

Según el medio:

-Online o virtual: Relaciones virtuales sin necesidad de conocerse en persona.

-Física: Relaciones presenciales, cara a cara.

 

Según la implicación emocional:

-Con implicación emocional: Existe conexión emocional entre los infieles, se establece un vínculo afectivo fuera de la pareja habitual.

-Por impulso: Como medio para satisfacer deseos físicos o de otro tipo, sin establecer vínculos emocionales.

 

Según los motivos que la desencadenan:

-Sustitutiva: Para suplir carencias que existen en la relación; intentando conseguir el sexo, atención, o afecto que no percibe de su pareja.

-Hedonista: No actúa buscando una carencia de su relación, sino porque le apetece.

-Por adicción: Falta de control de impulsos y por tanto, dificultades para evitarlo.

-Para terminar: Para finalizar una relación, por miedo a la soledad o para tener un punto de apoyo al terminar con su pareja actual.

 

TRATAMIENTO

Ante una infidelidad, las parejas se encuentran con dos opciones, continuar con la relación o darla por finalizada. Según varios estudios, el 50% de las parejas donde se han cometido infidelidad por alguna de sus partes, consiguen reponerse y salvar la relación.

 

En caso de optar por continuar, la infidelidad puede fortalecer el vínculo de la relación a través de un “nuevo equilibrio”, solucionando los problemas que la motivaron. Para el tratamiento de las infidelidades, no existe una única forma de hacerlo, sino que dependerá de la relación existente y de los motivos que han llevado a la infidelidad.

 

Además del propio sentimiento de traición, suelen darse complicaciones adicionales, como falta de confianza, sensación de humillación, pensamientos rumiativos, intrusivos y ansiógenos, reproches, conductas de control, implicación de familiares… Dificultades que serán necesarias trabajar para superar la situación.

 

¿Cómo se consigue?

A través de la terapia se facilita la expresión y gestión de las emociones, pensamientos y conductas, dando lugar a un espacio para el diálogo donde encontrar ese nuevo equilibrio.

 

Según la naturaleza y las dificultades añadidas, se optará por una estrategia u otra a poner en marcha: gestión de la ansiedad y del estado anímico, mejorar la autoestima, cambiar la dinámica de la relación, fomentar y reforzar los vínculos positivos en la pareja, el proceso del perdón y perdonar, técnicas para el control de impulsos, habilidades de comunicación, trabajar la confianza en la pareja, etc.

 

Todo ello con la finalidad de asentar unas bases sólidas y fiables para un buen desarrollo y evitación de nuevas infidelidades.

No lo dudes y reserva tu tiempo para superar la infidelidad.